Reyes Cristianos 2019

Alejandro García Serón, infante Alfonso 2019 «Cuando el desfile baja por el puente, rompo a llorar de la emoción» «Desde que mis primos fueron reyes cristianos en 2005, siempre he querido desempeñar ese papel en las fiestas» Alejandro García Serón se siente cristiano por los cuatro costados. Pertenece a la mesnada San Juan de Jerusalén y conoce bien la fiesta porque ya desfilaba con 10 u 11 años con su primo, en la misma mesnada. Se dedica al sector de la automoción, en concreto a la chapa y pintura, pero las fiestas de Moros y Cristianos forman parte de su vida y de la de su familia. Su hija, Natalia, que ahora tiene 11 años, fue Abanderada Infantil de la Federación en 2017. También su hijo pequeño, de 5 años, es festero, y, de hecho, fue bautizado durante la ofrenda de flores de Moros y Cristianos. Su sueño, desde hace años, era encarnar al Infante Alfonso y lo hará al lado de su mujer, Berta García Villaescusa, en el papel de doña Violante. -¿Siempre ha preferido el bando cristiano al moro? -Bueno, todo tiene su encanto. Tu ves los trajes que llevan los moros, su cultura… pero, ¡vamos, yo me siento cristiano por los cuatro costados! «Mi hija fue Abanderada de la Federación hace dos años y he recorrido con ella toda la Región» ALEJANDRO GARCÍA. REY CRISTIANO «El Cristo de Monteagudo es una tradición que, guste o no, no se debe quitar porque significa algo» AGUSTÍN BELDA. REY MORO –¿Cuándo supo que encarnaría el personaje del Infante Alfonso? -Pues en el año 2005, mis primos José María y Mari fueron los reyes cristianos y estuve muy implicado en la fiesta y les ayudé mucho en el montaje y en todos los preparativos. Se lo pasaron tan bien y disfrutaron tanto que me dije: «El próximo rey quiero ser yo». Y pasaron los años, vas cogiendo experiencia en el grupo y ahora he decidido serlo yo y todo el mundo me votó en la mesnada San Juan de Jerusalén. –¿Qué es lo que más le gusta de las fiestas de Moros y Cristianos? -Todo, al completo. Pero si tengo que elegir, me quedaría con el alarde de arcabucería, que es precioso, cuando están tirando pólvora y el desfile. Cuando llegamos al puente de los Peligros y mi primo, que es el cabo de la filá, señala la Gran Vía y dice: ‘Señores, la Gran Vía es vuestra’, yo rompo a llorar. Siento una emoción enorme, porque lo hemos vivido desde pequeños. –¿Ha participado en más desfiles en el resto de la Región? –Sí, porque cuando mi hija fue Abanderada Infantil de la Federación, en 2017, yo llevaba el banderín y la acompañaba por casi todos los pueblos de la Región. –¿Conoce el proyecto de las fortalezas del Rey Lobo en Monteagudo que ha presentado el alcalde? –Me parece una cosa muy acertada. Es cultura y es de donde venimos. Tenemos cosas preciosas a las que no les sacamos provecho. –¿Y piensa que el Cristo debe permanecer en su sitio? -Es una tradición. Una historia no debe pisar otra historia. -¿Qué va a aportar este año con su reinado? -Una carroza y una filá con unos trajes impresionantes. Queremos dar espectáculo a la gente y que disfrute con nosotros. –¿Cómo es Berta, doña Violante? -Es una mujer especial, guapa, inteligente, que siempre está a mi lado. No podía elegir a otra mejor que ella para el papel de doña Violante. Estamos ilusionados y emocionados.